www.noticiassanjose.com

DIARIO DE SAN JOSÉ

Municipalidad de San José pone en ejecución el “Protocolo de Continuidad Comercial” para reactivar la economía capitalina

• Se colocará un sello de cumplimiento sanitario a los comercios que cuenten con los protocolos.
Maricruz Gómez
10 septiembre, 2020
0

Como parte de la reactivación que requieren los diferentes sectores productivos del cantón de San José, para enfrentar las circunstancias desfavorables propiciadas por la pandemia del COVID-19, la Municipalidad de San José pone en marcha el Protocolo de Continuidad Comercial.

Esta iniciativa institucional, busca que todo local comercial se encuentre preparado y equipado para poder funcionar, cumpliendo con los protocolos sanitarios emitidos por el Ministerio de Salud, para evitar cadenas de transmisión de contagio del COVID-19 y a su vez, generar confianza para que los clientes accedan con tranquilidad a las instalaciones.

“Nuestra expectativa, es que, desde la Municipalidad de San José, podamos llevar a cabo un esfuerzo extraordinario, con el fin de que la reapertura comercial, industrial y de servicios, no tenga un impacto negativo en las cifras de propagación de la COVID-19, con el fin de que sirva para impulsar todas las actividades productivas y, en especial, la generación de empleos, tan necesarios para superar esta grave situación”, indicó Johnny Araya, Alcalde de San José.

Inspector Municipal después de la revisión correspondiente entrega el reporte al propietario del negocio. Lo acompaña el Alcalde de San José Johnny Araya y oficiales municipales. Fotografía: Jason Fernández

Para el cumplimiento de los protocolos, se realizarán inspecciones por el personal municipal de la Sección de Patentes, Dirección de Policía Municipal y Dirección de Control Urbano, quienes otorgarán el visto bueno de cumplimiento sanitario, mediante la colocación de un sello de garantía a la vista del cliente, que declara al local como un lugar limpio y seguro.

Por otra parte, se emitirán las advertencias respectivas de cumplimiento a aquellos establecimientos en los que se detecte que incumplen los protocolos sanitarios, para que en un plazo de 24 horas se ajusten a las normas y evitarse una orden sanitaria, que impediría el funcionamiento comercial.

El personal municipal, en una primera fase recorrerán todos los distritos, iniciando en los sitios de la capital que tienen mayor dinamismo comercial, avanzando conforme vayan quedando inspeccionados, hacia los distritos de la periferia.

Para una segunda fase del Protocolo de Continuidad Comercial, se realizará un proceso de verificaciones, en la que se visitará a los comercios que en la primera visita tuvieron ausencia de los protocolos sanitarios.

Y para finalizar en una tercera fase, el Comité Ejecutivo Covid-19 de San José, realizará verificaciones de control al azar, con el fin de velar porque todos los comercios capitalinos estén cumpliendo con las normas sanitarias.

Las inspecciones de esta tercera fase a los establecimientos que ya tienen el sello de cumplimiento de los protocolos sanitarios, consistirán en revisar que los establecimientos cuenten con la patente comercial.

Además, se verificará cumplimiento de las normas emitidas por el Ministerio de Salud, entre las cuales se toma en cuenta, la desinfección, limpieza y gestión de residuos, como medidas de resguardo de la salud de sus clientes.

Fuente: Comisión COVID-19, Municipalidad de San José

CEM / JFR

 Clasificación de los factores de riesgo, según desarrollo de la actividad comercial:

Riesgo A (ALTO): dentro de esta categoría se sitúan las actividades que, debido al desarrollo de su giro específico, favorecen el surgimiento de una cantidad muy elevada de cadenas de transmisión simultáneas o que se pueden dar en un corto periodo de tiempo. Dentro de este riesgo se encuentran aquellos negocios que realizan preparación, venta y consumo de alimentos. Por ejemplo:

  • Restaurantes
  • Cafeterías. Etc

Riesgo B (MODERADO): dentro de esta categoría se sitúan las actividades que, debido al desarrollo de su giro específico, favorecen el surgimiento de una cantidad moderada de cadenas de transmisión simultáneas o que se pueden dar en un corto periodo de tiempo. Se considerarán dentro de este riesgo aquellos establecimientos que se dedican a la actividad destinadas a cuidar o satisfacer necesidades de la población. Por ejemplo:

  • Supermercados
  • Minisúper
  • Carnicerías
  • Farmacias
  • Tiendas especializadas
  • Peluquerías
  • Gimnasios
  • Ferreterías, Etc.

Riesgo C (BAJO): dentro de esta categoría, se sitúan las actividades comerciales que, debido a su giro específico, favorecen el surgimiento de una cantidad poco probable de cadenas de transmisión simultáneas o que se pueden dar en un corto periodo de tiempo.

Por la periodista: Carmen Edgell 

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por:
Menú