www.noticiassanjose.com

DIARIO DE SAN JOSÉ

De fábrica de licores a sitio de entretenimiento y cultura FANAL-CENAC-Parque España

Carmen Edgell
20 enero, 2021
0

En el año de 1853, por mandato del entonces presidente de la República Juan Rafael Mora Porras, se inició la construcción de la antigua Fábrica Nacional de Licores (FANAL). El objetivo del mandatario era contar con un lugar para la centralización, nacionalización y la destilación legal de licores en Costa Rica.

La construcción es de calicanto, ladrillo, madera, piedra pava y metal. Este es uno de los edificios más antiguos de la capital que se encuentra aún en pie. La estructura es semejante al de una fábrica de vinos.

Se inauguró en 1856 y el área de la fábrica de licores fue de 14.000 m2, de los cuales 11.000 m2 se dedicaron a edificaciones y unos 3000m2 para caminos y jardines.

Esta fábrica funcionó en el edificio antes mencionado hasta 1981, año en el cual se habilitó un nuevo espacio en Grecia, Alajuela.

Durante la administración de Calderón Fournier, sugirió la idea de crear en la estructura de la antigua FANAL, un espacio para las disciplinas artísticas; por lo que, en el año 1994 se fundó el Centro Nacional de la Cultura (CENAC). A partir de ese momento, se generó un lugar para el Teatro 1887, el Teatro de la Danza y el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, entre otros. Además, alberga las oficinas del Ministerio de Cultura y Juventud en la actualidad.

Por otra parte, el espacio que hoy conocemos como Parque España nació en 1862, siendo una plaza ligada al servicio de la FANAL. En la plaza descansaban los boyeros que traían en carreta los atados de dulce o panelas con los que se fabricaba el licor de caña.

Con el tiempo, en el sitio también se empezaron a organizar actividades como circos que llegaban a la ciudad, se organizaban fiestas públicas para el fin de año y se realizaban corridas de toros. Más tarde, también se disputaron partidos de fútbol, y, finalmente, se transformó en el lugar donde los estudiantes de la Escuela Metálica realizaban sus actividades físicas. Convirtiéndose en una plaza para todos los estratos sociales de la capital josefina.

En 1917, el sitio fue bautizado como Plaza de la Concordia, y, en 1920, se le cambió el nombre por Parque España. En 1940, el administrador de la FANAL, el escritor Mario González Feo, impulsó una serie de mejoras en el parque y remodeló el sitio con la instalación de banquetas, siembra de platas y colocó un quiosco decorado con mosaicos y con techo de teja. El kiosco fue diseñado por José María Barrantes, el mismo arquitecto que diseñó lo que fue el Aeropuerto de La Sabana. En 1963, el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, visitó el lugar y sembró un árbol de ceiba que hoy aún se conserva y se puede observar frente a la Casa Amarilla.

 

Historiadora, Valeria Ramírez Roldán, Departamento de Cultura

Periodista, Carmen Edgell Matus, Comunicación Institucional

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por:
Menú