www.noticiassanjose.com

DIARIO DE SAN JOSÉ

Damnificados por incendio en El Pochote reciben donación para combatir Covid-19

Carmen Azofeifa
7 agosto, 2020
0

En momentos tan difíciles como los que estamos pasando, toda ayuda es bien recibida, por ello para las tres hermanas Jiménez González este apoyo de la Embajada de Israel y el que ha dado la Municipalidad de San José, es un empujón en su lucha diaria por sobrevivir en esta pandemia.

Ese es el sentir de tres mujeres que perdieron todo en el incendio en el precario El Pochote, en Barrio Cuba, que ocurrió el pasado 16 de setiembre del 2019 y ahora sus escasos ingresos apenas les sirven para comer. En un instante se quedaron sin casa y enseres, pero también sin sus empleos informales, pues se dedicaban a lavar carros y nunca estudiaron, así que sus opciones son limitadas.

Las nuevas normas del Ministerio de Salud establecen la obligatoriedad de usar mascarilla para hacer algún trámite o simplemente ingresar a un local comercial, pero este cubrebocas tiene un costo, que por más bajo que sea su precio, para una familia de muy escasos recursos es un lujo que a veces no se pueden dar.

En el orden usual, el alcalde de San José, Johnny Araya, el Embajador de Israel, Amir Ofek y la señora Paula Vargas, Vicealcaldesa. Foto: Jason Fernández

Es por ello que para atender esas necesidades en tiempos de Covid-19, la Embajada de Israel donará mascarillas reutilizables y alcohol en gel a 500 personas que fueron afectadas por el incendio.

El Alcalde de San José, Johnny Araya Monge, agradeció a la embajada del Estado de Israel por la donación de estos implementos sanitarios, tan importantes para una comunidad que, desafortunadamente, ha sido golpeada en dos ocasiones, primero por el incendio del año pasado y ahora por la pandemia de COVID-19.  “El gobierno y el pueblo de Israel, una vez más, se hacen presentes, con solidaridad y empatía, para ayudar a las Personas que más necesitan apoyo en estos difíciles momentos, lo cual agradecemos y reconocemos y reivindica los lazos históricos, culturales y humanos que unen a ambas naciones”.

El incendio devoró 45 casas y dejó sin vivienda a 62 familias; los vecinos se dieron la mano para levantar de nuevo las casitas, pero ahora es la pandemia la que pone más difícil su situación económica y son un sector frágil en el tema de salud, por el hacinamiento en el que viven.

 

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diseño por:
Menú